La salud sexual es mucho más que las partes del cuerpo y las infecciones. Es una parte clave de nuestra salud en general y afecta nuestras mentes, cuerpos, familias y comunidades. La salud sexual afecta a todo, desde la calidad de nuestras relaciones hasta lo que sucede cuando visitamos al médico. Implica hablar con nuestros hijos sobre sexo más seguro, dar y recibir respeto de nuestra pareja y reconocer que tenemos derecho a la pura alegría del placer. MCWC se dedica a mejorar el acceso a los servicios que mejoran la salud sexual al ofrecer los siguientes servicios:

Prueba de VIH

Referencias para consejería y salud mental

Educación para la prevención y asesoramiento sobre reducción de riesgos para minimizar el riesgo de contraer ITS y VIH

Pruebas de detección y tratamiento para gonorrea, clamidia, shifilis, hepatitis y tricomoniasis

Salud sexual